Sacando partido al dormitorio

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Get Amazing Stories

Get great contents delivered straight to your inbox everyday, just a click away, Sign Up Now.
Email
Nombre
Last Name

Hay dos formas de plantearse sacar partido al espacio en el dormitorio, si es que no disfrutamos de uno amplio, una es aunar funciones e integrar en una de las paredes, normalmente la más ancha, el cabecero de la cama, estantes o soportes para lámpara y objetos de mesa, estantería y objetos de decoración, incluso armario y así dejar espacios libres para moverte y evitar sensación de estrechez.

Y otra forma es crear una sensación visual que rompa la estanqueidad de las 4 paredes, fijar un punto de atención visual que haga de ventana a la imaginación, a un recuerdo, una ilusión o fantasía. Si optamos por buscar esta imagen, hemos de tener en cuenta que no conviene recargar las paredes de fotos, cuadros u otros objetos, cuantos más, más dispersa quedará nuestra atención y más conscientes seremos de la cercanía de los objetos, pero si  escogemos uno principal que protagonice el espacio, al que se dirija nuestra atención sin pretenderlo y que nos sugiera o nos complazca de alguna manera, las dimensiones de la habitación se difuminan y se desvanecen en nuestra percepción.

aprovechar-espacio-mikaprovechar-espacio4

Las dos formas pueden ser compatibles, integrar funciones y crear un foco de atención, pero teniendo siempre en cuenta que no debemos recargar las paredes de imágenes, los espacios “vacíos” hacen que los objetos destaquen y se muestren con toda su intensidad. Si colocamos un pequeño cuadro en una pared grande y limpia, exenta de otros elementos, el cuadro cobrará una importancia y una intensidad, que hará que nos fijemos especialmente y que nuestra atención se focalice en ese punto. Si ese mismo cuadro lo ponemos entre otros objetos, cuadros, fotos… pasará más inadvertido y nuestra atención quedará repartida entre todos los otros estímulos visuales, y captaremos con menos intensidad cada uno de ellos.

Entonces, mi consejo para aprovechar al máximo las posibilidades de un dormitorio es, por una parte, agrupar en lo posible los diferentes elementos que forman parte de la habitación, y por otra poner un motivo principal, un cabecero, cuadro, tapiz… que protagonice la impresión visual del conjunto.

Dicho de otra manera, “menos es más”, selecciona bien lo que quieras tener en la habitación, no tienes por qué ponerlo todo, elije bien aquello que te gusta tener presente y no lo repartas por las paredes, deja espacios vacíos y elije una pared donde poner un motivo principal que personalice tu dormitorio.

Los ejemplos de dormitorios que se muestran en esta entrada están personalizados con cabeceros de la colección de eaeaeacabeceros.com que aportan un poco de amplitud a los espacios reducidos.

aprovechar-espacio3aprovechar-espacio1

Y estos son unos ejemplos de dormitorios decorados de distinta manera

aprovechar-espacio7aprovechar-espacio-bissaprovechar-espacio 6-bisaprovechar-espacio6

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *