El color y la decoración

Share the joy
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Get Amazing Stories

Get great contents delivered straight to your inbox everyday, just a click away, Sign Up Now.
Email
Nombre
Last Name

Al hablar de color debemos tener claro que los colores no son valores absolutos, concretos o precisos, la forma de percibir un color es relativa. Si decimos “rojo” y hay 50 personas escuchando, seguro que hay 50 “rojos” diferentes, 50 percepciones diferentes y nadie podrá estar seguro de que todos tengan la misma sensación de color en su mente.

Mejor hablemos de percepción visual, de sensaciones y emociones provocadas por el color, o más exacto por la interacción de los colores, dado que nunca percibimos un color independientemente de un entorno donde hay más colores. En la percepción visual no se aprecian los colores como son físicamente, esto es, según se crean por las longitudes de onda que reflejan los objetos, por lo que el color es el medio más relativo que tenemos para comunicar y crear.

Además es bueno tener claro que el color es muy engañoso, un mismo color lo podemos percibir muy diferente, incluso pensar que son 2 en función de los colores que lo rodeen,  de la superficie que ocupe respecto de los otros…

Así que en este blog no vamos a decir si un color es relajante, elegante, vivo o neutro, eso sería como decir que una nota musical por sí misma es alegre independientemente de la armonía de la que forme parte. No diremos este color amplia el espacio o este otro lo agranda, hablaremos de composiciones de color, de contrastes y de sensaciones.

En la decoración el color es una de las decisiones más importantes que se han de tomar, incluso si no queremos darle mucha importancia, lo estamos haciendo sin querer, si pintamos una estancia de blanco porque no nos atrevemos a tomar una decisión que puede ser arriesgada, resulta que estamos potenciando mucho los colores de los objetos que tenemos en ese espacio y contrastan con el blanco. Y esos colores de los objetos que ya están o que van a formar parte de la habitación, ¿los hemos elegido pensando en el color de la pared? probablemente no, un sofá, una cortina, una colcha, el suelo, las puertas… todo son las notas de la composición que vamos a crear y así debemos planteárnoslo, además como una armonía viva que cambia con nosotros, con nuestros estados de ánimo, con la luz y con los cambios que vamos provocando con nuestra actividad diaria.

Como muestra de lo dicho mirad esta composición de color y observad como el color del cuadrado “marrón” (otra vez hablaremos de los nombres de los colores) se percibe muy diferente siendo exactamente el mismo.

ejemplo1

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *