¿Afecta la decoración del dormitorio a la vida sexual?

Share the joy
  • 3
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Get Amazing Stories

Get great contents delivered straight to your inbox everyday, just a click away, Sign Up Now.
Email
Nombre
Last Name

No es el único aspecto, la decoración, que condiciona nuestra vida sexual pero sí que nos influye.

Antes nos remitimos a otros factores para justificar nuestro rendimiento, el estrés, la pareja o la falta de esta, el trabajo, los hijos, la condición física, la edad, el cansancio, las hormonas, la apatía… y no solemos caer en la cuenta de que el escenario dónde transcurre nuestra vida sexual es potenciador o inhibidor de la libido, no es neutro, nos afecta, condiciona nuestro estado emocional.

Si bien es cierto que cualquier lugar puede ser un escenario estimulante para el sexo, hay que imaginar que pasaría si cada vez que tenemos relaciones son en ese mismo lugar.

Los apartamentos pequeños y con poca luz natural hacen que dos personas no siempre se encuentren cómodas, o todo lo cómodas que sería ideal para potenciar la libido. Y no solo es una cuestión de las dimensiones del piso, la disposición de los objetos, la saturación o el desequilibrio en la decoración también nos hacen sentir más o menos cómodos.

En una primera vez, cómo se sienta nuestro/a invitado/a en nuestra casa va a condicionar también el que esa relación se vuelva a dar, si se está  “a gusto” todo puede ir bien, si no, va a querer irse, y si esa no es la intención hay que recabar en cómo hacer para ofrecer comodidad.

El arquitecto japonés Rintaro Kikuchi, ha planteado este problema, dado que casi la mitad de los adultos japoneses son célibes y que el país cuenta con una alarmante baja natalidad. Y en gran parte esto es por lo deprimentes, pequeños y oscuros que son los apartamentos que los jóvenes pueden alquilar en Tokio, no hay felicidad donde se siente vergüenza de invitar a alguien a entrar.

Para subsanar estas deficiencias  ha diseñado unos apartamentos para solteros. El que está pensado para el género masculino cuentan con suelos de madera, grandes ventanales, cocina espaciosa con un bar, que baja del techo para cuando la ocasión lo requiera, y piscina para dos en las azotea, desde donde se ve el anochecer y las estrellas. El modelo ideado para ella dispone de bañera junto a un balcón, ducha y cocina, en la que caben cómodamente dos personas, y barra de striptease en medio del salón.

apartamento_sexo_2242

De este diseño de apartamentos y del Feng  Shui podemos sacar algunas ideas para hacer del dormitorio un espacio excitante pensado para el juego.

  • El elemento más importante del dormitorio es la cama que deberá tener un cabecero que no sea de metal o de hierro y no tener ventiladores o lámparas acabadas en punta justamente encima. Tampoco es recomendable que haya cajas ni otros recipientes debajo de ella, ni siquiera un compartimento a modo de almacén.
  • Los colores aconsejables son los cálidos, rojos naranjas, tonos tierra…, sin llegar a pintar toda la habitación roja o dejarla blanca se pueden combinar varios tonos buscando un equilibrio, por ejemplo una pared con color más intenso y las otras con colores más suaves.
  • El exterior es importante e influye en el interior, si se ven esquinas de edificios que apunten hacia nuestra ventana hay que poner cortinas o visillos que contrarresten sus efectos.
  • Hay que evitar el exceso de cosas y adornos, cuanto más sencillo mejor y los armarios han de estar ordenados, contribuye a la claridad mental.
  • Los adornos mejor por pares, dos lámparas, dos mesas de noche… las fotos y retratos familiares hay que dejarlos para otras habitaciones.
  • Los espejos, solo si son indirectos, que no se refleje la cama ni sus ocupantes, mejor dejarlos también para otras dependencias.
  • La televisión… mejor no tenerla a no ser que se utilice para exaltar la pasión con películas o vídeos, y en este caso apagada después verlos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *